agosto 19, 2009

Ahorita vengo...


El uso coloquial de muchas palabras en nuestro idioma mestizo -el español mexicano-, esta generalizado en nuestra cultura lingüística, dichas palabras tienen su propia historia e incluso poseen una especie de subconsciente colectivo las cuales parecen estar culturalmente acomodadas en nuestro inconciente también colectivo.

Estos vocablos, los cuales aparentemente son triviales e incluso son considerados vulgares, corrientes y con un estigma folclórico; forman parte de nuestro corpus psicológico y etnológico, son cabos que andan sueltos, si los atamos, podríamos comprendernos más desde la perspectiva social.

Por ejemplo la palabra “Ahorita” aplicada como el prefijo de algunas frases hechas y exageradamente usadas por todos nosotros de una manera tan cotidiana. El escritor italiano Gutierre Tibón, nos deja la siguiente opinión al respecto:

Ahorita vuelvo, dijo Huitzilopochtli.

La patética narración de Coatlicue, de cómo se fue su hijo Huitzilopochtli, me sugiere unas consideraciones:

En México es común el uso de expresiones “Ahorita vengo”, “Ahorita vas a ver”, las cuales no significan que el sujeto tenga la intención de volver. Se trata, según parece, de una formula de cortesía prehispánica que ha perdurado hasta nuestros días, de un eufemismo sui géneris que refleja toda una postura psicológica. En Europa, desde luego no se conoce.

Cuando alguien nos dice “ahorita vengo”, participamos en el juego, fingiendo creerlo, aunque sepamos perfectamente que no volveremos a verle la cara, por lo menos durante horas.
Coatlicue cuenta que Huitzilopochtli, al partir, le dijo: “Madre mía, no me tardaré mucho en dar la vuelta, ahorita vengo”

Al cabo de cuatrocientos años no había vuelto, en tanto que su madre seguía esperándolo en ayuno y penitencia.

Hasta la fecha seguimos esperando muchas cosas, es parte de nuestra cómica condición cultural de aguante, resignación y estoicismo; siempre esperando que llegue “algo” o “alguien”, a veces el inconciente colectivo nos traiciona.

2 comentarios:

Eduardo Alguera 25 ago. 2009 12:02:00  

esa no me la sabia , gracias por ilustrar ! interesante

Anónimo 20 ago. 2010 15:29:00  

QUE INTERESANTE!!! NO IMAGINABA ESTA EXPLICACION DE LA EXPRESION QUE MUY A MENUDO OCUPAMOS. GRACIAS!

  © Blogger template 'Ultimatum' by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP