enero 04, 2008

La esperanza viene volando


Desde hace algunos meses, por septiembre para ser precisos, un día caminando por el barrio del Rosario, vimos una parvada de aves, desconocemos de que especie, lo que sí estamos seguros es que eran migratorias, la parvada estuvo algunos minutos arriba de el barrio de san Antonio y enmarcaba la vista la iglesia del Rosario, fue raro e inspirador ver aquellas aves que tal ves están recuperando un territorio perdido, eran unas 40 aves, pero esto lo sacamos a colación ya que en días pasados leyendo el periódico “Milenio” Antimio Cruz publicó un articulo en donde:
Después de un viaje de más de 3 mil km desde las provincias canadienses de Columbia Británica, Alberta y Saskatchewan, estos migrantes pasan el invierno en el valle de México. Empezaron a verse en 1991, pero es desde 2000 que no han fallado a la cita en el Parque Ecológico de Xochimilco, quizá como resultado de quince años de trabajo de conservación. El año que llegaron más pelícanos fue 2004, cuando Alejandro Meléndez, maestro en ciencias de UAM-Xochimilco, contó 400. Este año hay menos de 50, tal vez porque la temporada de lluvias creó otros lugares de reposo en Hidalgo y Estado de México.
Xochimilco es una zona totalmente fuera de lo común en el Distrito Federal. Las características que le da el ser una zona de chinampas la hacen similar al ambiente de un lago boscoso. Alrededor del 40 por ciento de las especies de aves del DF viven en este hábitat prioritario.De algún modo, los pelícanos son una forma de control de la plaga de tilapias, pues diariamente consumen entre 1.8 y tres kilos de esos peces, lo que significa que 400 pelícanos comen más de una tonelada diaria. Sin embargo, no hay estudios suficientes sobre cómo volver a equilibrar a este ecosistema.
Aunque existen registros arqueológicos de que pelícanos blancos visitaban Xochimilco, hasta 1991 se volvieron a avistar estas aves invernando en el Distrito Federal.El lugar donde se concentran en mayor número es el Lago Huetzalín, principalmente en una zona donde el agua tiene 60 cm de profundidad y las trajineras se mueven lentamente.

Tal vez sea el comienzo de un cambio paulatino pero esperanzador.

Puedes consultar el artículo completo en este link: http://www.milenio.com/mexico/milenio/nota.asp?id=581065

Foto: Raúl González

2 comentarios:

Anónimo 8 ene. 2008 14:37:00  

que oprtunidades nos brinda la naturaleza, sigue ahi,como puede, como su instinto le guia, mientras la gran mayoria de los seres humanos hemos dejado de valorarla, de ocuparnos de ella, de devolcerle un poco de lo mucho que nos brinda. Jorge

anethsilla 22 ene. 2008 21:51:00  

holaa..

q ondiuxx niño ya muchoo sin platicar contigo pero buenoo haber cuandoo ehh cuidese muchoo y yo ya me voy a dormir que mañana voy a la excuela ahh flojonear con dox clasex namax jajaja bye niñouu..

any

  © Blogger template 'Ultimatum' by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP