febrero 11, 2008

Jueves de Cuatro Barrios, Culhuacán y de ¿Carnaval?


Siguiendo con los apuntes sobre la fiesta de Xaltocan, otro de los días con mayor actividad, en cuanto a la gente que se congrega es el jueves. Por un lado llega la gente de Culhuacán y la mayordomía ofrece enchiladas verdes, como en las encontradas. Eso es, una Encontrada de la gente que viene de aquel lugar en retribución a que la gente de Xaltocan va a Culhuacán a venerar al Señor de la Cuevita­ -un día antes del jueves de Corpus Christi. Ellos viene a traer su manda de una portada, que año con año la varían, a veces de dulces, otros de jarritos, listones o de lo que la imaginación y las posibilidades les indique.

También el jueves le toca llevar sus mandas de flores, cuetes y portada a los Cuatro Barrios. La fiesta que ellos organizan es de las mas concurridas y esta llena de de elementos que nos acercan al sentido del carnaval, en el sentido de una celebración donde los disfraces, el desfile y la fiesta popular se desarrollan en las calles del centro de Xochimilco, en particular a las afueras del atrio de la iglesia de Xaltocan y en los alrededores de las capillas de los barrios de La Guadalupita, San Diego, San Esteban y San Lorenzo (estos los Cuatro barrios).

Conocidos así porque de manera conjunta organizan sus mandas a la Virgen de los Dolores. Aunque hay que mencionar que este nombre ya era conocido con anterioridad, pues hay noticias de principios del siglo XX que con esta denominación y de manera conjunta lucharon por la adjudicación de tierras en la ciénega grande. Así aparecen nombrados en los antiguos papeles de un archivo, cuando las tierras estaban en disputa, entre el Dr. Aureliano Urrutia, los vecinos de San Gregorio y la gente de los Cuatro Barrios.

Pues bien este nombre es parte de la memoria oral de la gente de Xochimilco, que al evocarla, recuerdan las grandes procesiones, la portada que donan al santuario de Xaltocan, las salvas de cohetes y la quema de toritos y de la batalla naval.

Las promesas que llevan al Santuario de Xaltocan, consisten en una enorme portada que con la ayuda de una centena de hombres de los barrios, la colocan en el crucero de la nave de la iglesia y dicha portada ¡cubre todo el arco! que da al oriente, formado por las columnas que sostienen la cúpula octogonal del templo. Para esta portada se organiza una sociedad de personas que se encargada de reunir los fondos para elaborarla, su hechura, traslado y colocación. Las Sociedades son la forma en que los barrios cumplen con sus mandas, pues hay sociedad de coheteros y de floristas. Estos últimos llevan ramos y otros arreglos que acompañan a las imágenes peregrinas y que adornan el templo.

En cuanto a los coheteros, ellos son los encargados de darle realce a la festividad, pues desde la media noche del miércoles para amanecer jueves empiezan las salvas que se repetirán a intervalos durante todo el día, pero su punto culminante será a medio día, cuando termine la misa y la procesión este lista a partir. Ahí se quemaran varias salvas de cohetes, unos toritos de trueno y un barco que explota al momento que se estrella un avión, es la batalla naval.

Si con este acto entre danzas y chanzas se recrea parte de la historia, pues nos remite a la época de la segunda guerra mundial. Cuando los barcos de guerra eran atacados por aviones kamikaze. En la danza encontramos rastros de la memoria histórica colectiva. Sucesos que impactaron a la gente de Xochimilco y que a modo de broma los exorciza. Porque las comparsas que se forman el jueves de los Cuatro Barrios, entre juegos, bromas y creatividad exponen sus problemas, los externan y solucionan de modo simbólico, a la vez son un recordatorio de lucha entre el bien y el mal. Un ejemplo es el que en algunas ocasiones se llevaba a un muchacho disfrazado de gorila, que al iniciar el recorrido iban suelto asustando a los niños, pero al regresar de misa ya iba encadenado o enjaulado, como conteniendo el mal, esa parte irracional que inquieta nuestras vidas. Dirán los antropólogos que debe tener significados mas profundos o diversos y así debe ser, ya les tocara a ellos analizarlo.

También algo que llama la atención es el hecho de que en estas cuatro mayordomías conjuntas es la gran participación de jóvenes, agrupados en enormes comparsas de huehuenches o güegüenchones que recorren las calles detrás de las imágenes peregrinas de la Virgen. Lo que podría acercarnos a algunos aspectos del carnaval, pues son jóvenes disfrazados de mujeres, estás casi están ausentes, sus funciones en la procesión es llevar en andas a la Virgen.

Con el baile es como si se trastocara el orden patriarcal de la sociedad, por un momento se da rienda suelta a la sexualidad. A ritmo de un son, los hombres se permiten vestir de minifalda, maquillarse, usar pelucas y bailar durante todo el recorrido. El vestirse de mujer es algo estigmatizado, algo que en un día normal estaría marginado a los travestís, vistos de reojo y censurada su trasgresión con risas burlonas. Risas que en este día se restringen o se convierten en acompañamiento de la alegría de la fiesta.

En suma es uno de los días con mayor actividad en cuanto a las fiestas que se viven en Xaltocan, en particular y en general en Xochimilco. El día que la vida cotidiana de muchos de nosotros se ve trastocada, ya sea por participación directa, ser espectadores o simplemente por que el tráfico y caos que se produce por esta procesión nos atrapa.

Texto: Israel Gardida
Fotografia: Colectivo Tollan

1 comentarios:

Grupo Culhuacan 1 jul. 2008 19:53:00  

Es muy interesante el contenido de esta entrada sobre la Fiesta del Barrio de Xaltocán, nos es grato que mencionen a nuestra comunidad en su escrito. De igual manera es muy reconocida en Culhuacán la participación de Xaltocán en la Fiesta de la Santísima Trinidad.

  © Blogger template 'Ultimatum' by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP